Seleccionar página

La consistencia suena genial, ¿no?

Cada mes, ganas más dinero…
Cada día, siéntete genial
Cada momento, vive totalmente presente…
Cada minuto, estructurado, productivo..

Quiero decir…
Funciona, ¿no?

¿Alguien tiene éxito porque es un genio…
O porque es consistente?

Es probable que ninguna.

La consistencia no es posible.

El otoño no es verano.
El verano no es invierno.

La consistencia anula la forma en que opera el universo.

Sin embargo, la mayor parte del tiempo, la deseamos profundamente.

Para despertar y saber qué esperar.
Tener un negocio y saber que funciona.
Para tener una relación que será la misma ayer, hoy.

Tener consistencia satisface nuestro deseo de certeza.
Lo cual es una búsqueda que siempre fallará.

Asi que…
Cuando crees que debes publicar todos los días en Instagram.
Cuando crees que todos los meses deben ser masivos.
Cuando crees que siempre debes estar al máximo.

Recuerda…
Que se puede ser constante en una temporada.
No puedes ser constante durante toda tu vida.

A menos que esa consistencia esté encarnada en el conocimiento de que al despertarte sabes quién eres esa temporada en la que te encuentras.

Acepta lo que sigue.
Abraza el pasado.
Abraza el momento.